paula soret

No sé si lo habrás notado, pero me encantan las fotografías y los vídeos. Podría pasarme horas fotografíando a personas o recopilando tomas para mi vídeoteca. Adoro poder capturar los momentos e intentar reinterpretarlos mediante la edición. Sin embargo y como se suele decir, soy una principiante en esto. En apenas tres años del grado en Periodismo, he experimentado un sin fin de experiencias en torno a estas cuestiones. En primero, comencé con nuestro primer corto. “Nuestro”, porque fue un trabajo en equipo. Aunque cuando lo veo lo único que me entra es risa, me alegro de su existencia ya que es el motivo de que haya empezado una travesía. Un camino del que me queda un largo viaje. Desde entonces, he disparado una y otra vez para atrapar los momentos más divertidos, las caras largas, las desprevenidas, in fraganti. Sí, tal y como te lo imaginas, puedo resultar algo pesada para los que me rodean, molesta incluso, pero ahora eso ya no me preocupa.

En este punto de mi vida me hallo en el Lejano Oeste buscando un hueco en el mundo de los pistoleros. Saber apretar ese botón ¡oh!, parece fácil, pero no lo es tanto. No, cuando los demás esperan algo de ti, transmitir sensaciones: rabia, amor, desolación, color, armonía, paz, melodía… La cámara no importa, escuché. Importan las ganas. Y por eso estoy aquí leyendo y escribiendo estas líneas para ti, quería decirte, que no importa cuán lejos creas que se encuentran tus sueños, tan solo tienes que comezar tu camino.

Escucha el texto con este vídeo


¿Te ha gustado? Compártelo con tus amigos:

¿Qué te ha parecido?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*